miércoles, 19 de agosto de 2009

La historia que hacen nuestros egresados. Historia de campesinos. Jorge Ignacio García Ponce

Jorge Ignacio García Ponce es egresado de la generación Oaxaca del Proyecto. En su ejercicio profesional se ha desempeñado como docente e investigador en la propia ENAH y en otras escuelas privadas con bastante exito. Recientemente Jorge Ignacio publicó el libro: Los pasos de la tierra. Campo y movimiento campesino en México a través de la trayectoria y perspectiva de la Central Campesina Cardenista 1973-2009 México EON 2009

101MSD-DSC02450_DSC02450
Jorge Ignacio y María josé Vázquez, en una reunión del Consejo

Jorge Ignacio en una reunión con el Consejo Docente del PIF. Ignacio a la izquierda y María José Vázquez Fiallega a la Izquierda.

Nos congratulamos de que su trabajo y su pensamiento sea publicado por el diario La Jornada. A continuación reproducimos EL ARTÍCULO Urge modificar la ley agraria: historiador de la reportera Matilde Pérez U.aparecido el jueves 13 de agosto de 2009 en el diario La Jornada. pag. 36 en la sección de Sociedad y Justicia:

Afirma Jorge García Ponce que las demandas de la Revolución continúan vigentes
Urge modificar la ley agraria: historiador No se ha renegociado el TLC y la economía va en picada, dice al presentar libro sobre el campo
Matilde Pérez U. ¿Qué vamos a celebrar en el 2010?, cuando las demandas de la Revolución siguen vigentes, no se ha logrado la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, las reformas del estado y educativa no se han concretado, la economía sigue en picada, no se crean fuentes de empleo y se cierran miles de ellas, expuso el historiador Jorge Ignacio García Ponce en la presentación del libro Los pasos de la tierra, campo y movimiento campesino en México a través de la trayectoria y perspectiva de la Central Campesina Cardenista.

Ante campesinos y dirigentes de diversas organizaciones sociales reunidos en el auditorio del Tribunal Superior Agrario, demandó una autocrítica a cada uno de los partidos políticos y las organizaciones dejen el discurso de la resistencia y pasen a una ofensiva con las añejas y nuevas demandas con más creatividad.

“El PAN debe autocriticar su arrogancia e ignorancia; el PRD su ineficacia política y el PRI debe dejar de hacer cuentas alegres de aquí al año 2012, aunque tenga un candidato de telenovela, y las organizaciones deben estar listas para demandar y ser parte de las soluciones y no dejar todo a los partidos políticos”, agregó.

Sostuvo que la alternancia del poder no fue suficiente ya que siguen “muchos pendientes y si algo tenemos que festejar el próximo año es que México tiene historia y recurrir a ella para afrontar con dignidad la situación actual”.

Antes, el dirigente de la Central Campesina Cardenista, Max Correa Hernández, comentó que el libro es resultado de un trabajo de investigación acerca del desempeño y acciones de las organizaciones sociales del campo y cómo han contribuido en los cambios del país. “Los campesinos hemos constatado que la sociedad puede cambiar de partidos políticos pero no de modelo económico que ha sido inclemente con el agro”.

Destacó que el campo es soberanía territorial y alimentaria, por ello debe ser considerado de prioridad nacional; el ejido debe rescatar su posibilidad de volverse una unidad productiva y modificarse la ley agraria para no perder el rumbo.

A su propuesta de revisar dicha ley se sumó el primer presidente del TSA, Sergio García Ramírez, pues “los herederos de ayer son los desheredados de ahora”, asentó refiriéndose al campesinado.

En alusión a la ley de Gresham, propuso a las organizaciones campesinas y sociales de diversa índole impedir que la “mala moneda social y política desplace a la buena moneda, a seguir pugnando por la justicia social”