sábado, 24 de noviembre de 2012

Intervención de Berenice Bravo Rubio en el 4° Foro México siglo XX

La Mtra. Berenice Bravo Rubio expone de manera muy clara como la opción de titulación  por catalogación defiende el patrimonio cultural como función sustantiva del INAH. A pesar de que de manera desinformada se le ha desdeñado, la aparición de la Ley Federal de Archivos marca una gran oportunidad de trabajo para historiadores y etnohistoriadores que encontrrán opciones laborales necesarios dentro de los archivos.
 
Los archivos requieren una habilidad profesional que permite a los alumnos desarrollar habilidades. Existe un mito en torno a que si los estudiantes se titulan por catálogo no podrán hacer posgrados, lo cuál es una falsedad. Por el contrario, el manejo de archivos le permitirá adquirir las habilidades necesarias para llegar bien a un posgrado.
 
Las opciones de titulación en otras universidades llevan la delantera a la ENAH. Por su función, la ENAH debe fortalecer la titulación por catálogos.
 
Un obstáculo a esta forma es el establecimiento del tope mínimo de 1,500 fichas, que termina segmentando a los archivos y los acervos para completar el requisito. El número de fichas fuerza al alumno a dejar de lado acervos importantes. También de manera grave fragmenta catalográficamente el fondo documental lo que va contra las normas y los estándares internacionales. La  Mtra. Bravo propone, que bien sean trabajos de manera conjunta por varios alumnos o que se valore la unidad archivística como criterio de dimensión.
 
Se opone al llamado estudio introductorio con una extensión de 60 páginas sin contar las normativas internacionales. Los catálogos deberán incluir la norma internacional ISAG (G) como una norma de ordenación de estos catálogos y poner más enfasis en el contenido de la introducción que en el número de páginas.
 
Los catálogos deberían ser presentados en una guía digital que pudiera ser publicada o usada por la escuela y que no se les obligara a presentarlos sólo en papel. Se debería innovar el permiso para que sea publicada en formato digital, así como usarlos en el portal de la ENAH por lo que son, instrumentos de consulta. Esto podría desarrollar las habilidades de los alumnos, puntualizó.